Continuamos con nuestra serie de entradas de blog sobre el Paquete de Movilidad cubriendo las novedades y cambios más importantes introducidos por el mismo. En este blog hablaremos de los cambios que afectan a la realización de dos descansos semanales reducidos consecutivos. Lo interesante de esto es que técnicamente ya se podían tomar dos descansos semanales reducidos consecutivos antes de las modificaciones del Paquete de Movilidad, pero había algunos trucos para hacerlo. Quédese con nosotros para descubrir las novedades.

Descansos semanales reducidos y regulares

Antes de entrar en los cambios que ha aportado el Paquete de Movilidad, recordemos primero, en términos sencillos, cuáles eran las normas antes de su entrada en vigor:

  • Cada dos semanas consecutivas, el conductor tenía que tomar al menos un descanso semanal reducido y al menos un descanso semanal normal;
  • Cada descanso semanal reducido debía compensarse hasta completar 45 horas de una sola vez; 
  • La compensación debía tomarse antes del final de la tercera semana siguiente a la semana en cuestión;
  • En caso de que el descanso semanal coincidiera con el fin de semana, se podía contabilizar el descanso en una u otra semana, pero no en ambas. 

A este último punto nos referimos en la introducción y nos gustaría ampliarlo un poco más aquí.

Como ya se ha dicho, era y sigue siendo posible pasar casi tres semanas sin descansos semanales regulares y volver a casa sin problemas.

Para explicarlo, veamos la siguiente imagen:

Tachogram gráfico de actividad

Observe cómo los descansos semanales regulares se solapan en la Semana 40 y la Semana 42. Si se tiene en cuenta este solapamiento y se cuentan los descansos semanales a la Semana 40 y a la Semana 42, se pueden tomar incluso tres descansos semanales reducidos seguidos y conducir casi tres semanas sin un descanso de 45 horas.

Hay que señalar también que no será posible seguir esta planificación en la semana 43, ya que el descanso semanal regular que se solapa con las semanas 42 y 43 se añadirá ya a la semana 42. Para seguir utilizando este método de planificación del tiempo, la solución más óptima parece ser que el conductor pase una semana en casa. Esto dará la oportunidad de compensar todos los periodos de descanso semanal reducidos, tomados junto con el descanso semanal regular, así como iniciar el siguiente periodo de descanso de 45 horas de manera que se superponga con la semana 44, iniciando así un nuevo ciclo como se muestra en la imagen anterior.

De hecho, hay bastantes empresas que utilizan esta opción para planificar los tiempos de trabajo de sus conductores y creemos que sigue siendo mejor planificar de esta manera que utilizar las opciones introducidas por el Paquete de Movilidad. Más información sobre estas opciones en el próximo capítulo.

Novedades que aporta el Paquete de Movilidad

Uno de los principales motivos de la regulación del tiempo de trabajo y descanso es, sin duda, mejorar la seguridad vial. Sin embargo, uno de los principales puntos que se pusieron de manifiesto al debatir el Paquete de Movilidad fue la necesidad de mejorar las condiciones de trabajo de los conductores asegurándose de que puedan volver a casa con regularidad y no pasen demasiado tiempo fuera de sus países de origen. Así, se consideró innecesario pasar un descanso semanal regular de al menos 45 horas en el extranjero cuando el conductor es capaz de volver a casa con seguridad y descansar adecuadamente en su hogar con su familia.

Por ello, el nuevo reglamento introduce el siguiente punto: 

(..) el conductor que se dedique al transporte internacional de mercancías podrá tomar dos períodos de descanso semanal reducidos consecutivos fuera del Estado miembro de establecimiento, siempre que, en cada cuatro semanas consecutivas, tome como mínimo cuatro períodos de descanso semanal, de los cuales al menos dos deberán ser períodos de descanso semanal normales.

A efectos del presente apartado, se considerará que un conductor se dedica al transporte internacional si inicia los dos períodos de descanso semanal reducidos consecutivos fuera del Estado miembro de establecimiento del empresario y fuera del lugar de residencia del conductor.

En términos sencillos, la nueva normativa establece que:

  • El conductor puede trabajar durante dos semanas consecutivas sin descansos semanales regulares (una definición más explícita en nuestra opinión);
  • Esto sólo se aplica a los conductores que se encuentran fuera de su país de origen o fuera de los países de establecimiento de sus empleadores, ya que hay que comenzar los descansos semanales reducidos en un país extranjero para poder acogerse a esta exención de la norma;
  • El conductor sigue teniendo que hacer dos descansos semanales normales y dos reducidos en un periodo de cuatro semanas;
  • Se aplican normas específicas de compensación de los descansos semanales reducidos (más información al respecto en el capítulo siguiente).

Es importante recordar que no se trata de una norma obligatoria. Es una opción adicional introducida en el reglamento del Paquete de Movilidad que viene con su propio conjunto de normas específicas. Por lo tanto, el conductor puede utilizar esta opción o puede ignorarla y seguir trabajando como antes.

Es el conductor quien debe tomar esta decisión.

Compensación de dos descansos semanales reducidos consecutivos

Como todo el mundo sabe, tiene que compensar todos y cada uno de los descansos semanales reducidos. En caso de que tome los dos descansos semanales reducidos consecutivos previstos en el reglamento del Paquete de Movilidad, hay reglas específicas que debe tener en cuenta. Para compensarlos, tiene que hacerlo en bloque antes del siguiente descanso semanal.

Intentemos verlo gráficamente:

Compensación de dos descansos semanales reducidos consecutivos

En este caso, el conductor ha tomado dos descansos semanales reducidos consecutivos y, para cumplir con las normas de compensación, tiene que tomar la compensación de estos descansos semanales reducidos antes del siguiente descanso semanal. Ambas compensaciones deben realizarse de una sola vez, lo que significa que en este caso se anulan las normas de compensación habituales que permiten realizar la compensación de los descansos hasta el final de la tercera semana y, para este caso concreto, se elimina la flexibilidad que ofrecen las normas de compensación anteriores.

Hay que tener en cuenta que en este caso el conductor también tendrá que hacer un descanso de 45 horas a la semana siguiente, ya que la normativa mencionada estipula que debe haber al menos cuatro descansos semanales cada cuatro semanas consecutivas, dos de los cuales son regulares y dos – reducidos. Como el anterior descanso semanal regular ya no formará parte del último período de cuatro semanas en la semana siguiente, también se exigirá aquí un descanso completo de 45 horas.

Creemos que los mecanismos de compensación introducidos por el reglamento del Paquete de Movilidad son bastante complicados. Aunque sobre el papel suenan razonables, en la práctica pensamos que sería mejor que los conductores utilizaran las opciones de compensación ya existentes,

es decir, tomar descansos semanales regulares durante los fines de semana y trasladar el descanso semanal a la semana siguiente para poder tomar el siguiente descanso semanal dentro de tres semanas. Además, teniendo en cuenta que los datos que se muestran en la pantalla del tacógrafo no se ajustan a las enmiendas del Paquete de Movilidad, utilizar el nuevo conjunto de normas puede ser arriesgado para los conductores.

En cualquier caso, Tachogram es totalmente compatible con las normas del Paquete de Movilidad y maneja todos los datos de acuerdo con la normativa. Si aún no lo ha hecho, puede probar Tachogram y descubrir cómo le ayuda a cumplir la normativa sobre tiempos de conducción y descanso aprovechando la prueba gratuita de 30 días.